Ahorra hasta un 50% en tu seguro de auto

Violencia de Género: las obligaciones del Estado y las responsabilidades del hombre

Violencia de Género: las obligaciones del Estado y las responsabilidades del hombre

La Violencia de género es un flagelo que ha logrado una fuerte resistencia en Argentina, a pesar de la elevada cifra de femicidios y de denuncias por agresión hacia la Mujer, en la diaria. Lo cierto es que el empoderamiento femenino ha permitido a la Mujer abandonar el rol de víctima para pasar a decir: “Basta” y exigir a los Estados, acciones satisfactorias. En este 25 de noviembre, además, las miradas recaen sobre las responsabilidades del hombre en la materia y el pedido de una mirada introspectiva sobre sus actitudes. 

Foto: Archivo 8M. Facebook: Red Violeta Contra la Violencia Machista

Regional.- En el Día Internacional de la lucha contra la Violencia de Género, nuevamente se ponen sobre la mesa las cifras, las realidades, las acciones y los desafíos por emprender.

Por tal razón y atento a que la violencia de Género es uno de los principales males de esta sociedad Argentina, es que los estados debieran atender con mayor ahínco, su raíz, su desarrollo, su presente e involucrarse más, desde todos los aspectos posibles, ya que la Violencia hacia la mujer tiene diversas formas.

“Los números, lamentablemente, demuestran que – en Argentina – hay una muerte casi cada 34 horas, prácticamente una por día. Es duro asimilar las formas en las cuales se nos mata, son cada vez más crueles, pero también hay un cambio de conciencia y tiene que ver con las luchas que se vienen llevando adelante”, expresó la referente de Vivas Nos Queremos – Jesús María, La Colectiva e integrante de “Red Violeta”, Yazmín Meza Gómez. 

A pesar de los fríos números, la realidad es que son cada vez más las mujeres que hacen frente a lo que parecía ser el acorralamiento de la violencia, son cada vez más las organizaciones en lucha y cada vez más la personas comprometidas, ejerciendo presión para que los Estados respondan ante la situación y los hombres comiencen a rever sus pensamientos y actitudes.

Responsabilidades institucionales

Meza Gómez explicó que es fundamental trabajar de manera transversal en planes de acción que impliquen prevención y abordaje, empezando por darle herramientas a la sociedad: líneas y espacios informativos, de denuncia y abordaje; respuesta inmediata y con abordaje en perspectiva de género por parte de la justicia y la policía; la urgente necesidad de una fiscalía especial para Jesús María y zona; es decir, la declaración de la Emergencia en violencia de Género.

“No todas las personas sabemos qué hay que hacer ante un caso de violencia. Si escucho que un vecino le está gritando a su mujer, a su hijo, a su hija, que está ejerciendo violencia, no todas las personas saben dónde acudir, entones es fundamental promocionar los espacios donde se pueda acudir (…) No hay que quedarse callado porque eso puede devenir en la muerte de alguien”, recalcó.

En tal sentido, dijo que “que siga estando la Unidad de Género – en la Municipalidad de Jesús - tiene que ver con que ya no sólo las mujeres que nos autodenominamos feministas – llevamos adelante esa bandera – sino también mujeres particulares, la ven y dicen: ‘Hay que hacer algo’”.

No obstante, se sigue pujando para que el Estado, en cuanto a sus tres poderes, articule las medidas necesarias para declarar de manera urgente, la Emergencia contra la Violencia de Género.

La Policía

En cuanto a las responsabilidades de la Policía, como primera institución receptora de la denuncia (Teléfono 101), dijo que es fundamental que los y las agentes tengan capacitaciones transversales y así eviten incurrir en violencia institucional, sean más eficientes y articulados.  

“En el discurso son una cosa y en la práctica ejercen violencia sobre las mismas personas que van a denunciar violencia de género”, dijo y parafraseó a mujeres que dijeron haber sido víctimas de violencia institucional por parte de efectivos de la Departamental Colón de Policía, al momento de la radicación de una denuncia, al decirle cosas tales como: “Ahora estás enojada, andá a tu casa, ya se te va a pasar. Para qué vas a hacer todo esto”.

La Justicia

En cuanto a la justicia, pareciera que la estructura no da abasto y la realidad excede a la opinión de las organizaciones sociales, sino que también alcanza al ya histórico pedido de municipios y Colegio de Abogados para que se cree una fiscalía especializada en violencia contra la mujer.

“Se viene pidiendo hace mucho tiempo, desde aquel momento que juntamos firmas y presentamos todo, hasta ahora no pasó nada. Necesitamos un juez o jueza que tenga perspectiva de género (…) – la justicia - no está teniendo en cuenta el riesgo de vida que está corriendo una mujer (…) La justicia se tiene que replantear por completo sí o sí”, acusó Meza Gómez.

“Los hombres deben revisar sus prácticas

Sobre el final, no menos importante, está la mirada sobre el hombre que aún se resiste a tener una mirada introspectiva y social que le permita dimensionar las raíces y alcances de las violencias.

En tal sentido, la referente consultada expresó que un tipo de violencia muy común por parte de algunos hombres es la económica.

En tal sentido, Meza Gómez dio un ejemplo: pareja separada, con hijos/hijas de por medio y el incumplimiento del pago de la cuota alimentaria o del régimen de tenencia o visita. No hacerse cargo de su rol de padre, también es violencia económica, no sólo el o la menor, sino porque mantiene “atada” a la mujer a un permanente “vínculo” de reclamo hacia ese hombre. 

Pero, además, existen otras actitudes o resistencias por parte del varón: “Los hombres tienen que empezar a revisar su prácticas (…) “si ves a un hombre que está maltratando a su novia, mujer, pareja, su vínculo, no te quedes callado, decile: ‘Esto no está bien’. Tenés que romper con esa práctica, por más que te digan que no. Advertile la situación. Es cuidar a tu amigo, no sólo a esa mujer”. 

La risa, la descalificación, la negación, el interrumpir cuando se explica, el imponer una mirada particular sobre el feminismo, son reflejos de resistencia propias de quienes han sido formados/as en una sociedad patriarcal. Proponerse escuchar y respetar al prójimo, es respetar, también, a quienes perdieron su vida en manos de un hombre. 

25 de noviembre de 2021

1637809200 Tags: violencia, violencia de género, feminismo, femicidio, ni una menos, paren de matarnos, jesus maria, cordoba, - Publicó:

Estimado colega, le pedimos completar la siguiente información a fin de mantener actualizada nuestra base de datos.