Ahorra hasta un 50% en tu seguro de auto

PAÍS | Las opciones de la economía: Reforma Tributaria y Financiera

PAÍS | Las opciones de la economía: Reforma Tributaria y Reforma Financiera

¿Hacia dónde vamos? | El profesor Mario Oyola, especialista en Ciencias Económicas y Financieras, se refirió a las opciones que se analizan de cara a la crisis que enfrenta Argentina, en tiempos de pandemia. El trabajo informal, la reconversión de los mercados, la fuga de dólares y la presión impositiva desigual, son algunas de las variables a tener en cuenta.

Nota Relacionada: 

La Argentina rumbo a la centralización del Estado

Córdoba.- El doctorando en Ciencias políticas y profesor de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), Mario Oyola, analizó algunas opciones que entiende, deberían considerarse para salir de la incertidumbre y de la crisis que genera la pandemia por Covid.

El especialista en administración y economía financiera señaló que éste sería el momento oportuno para estudiar y desarrollar una reconversión de las “reglas de juego” económico – financieras en Argentina: hace falta una Reforma Tributaria y una Reforma Financiera, disparó.

Una de cal y una de arena

Uno de los principales reclamos del sector comercial de nuestro país, es la presión impositiva, sino, la superposición de gravámenes entre el Estado provincial y el nacional, por referirnos a Córdoba, por ejemplo.

“Seguimos con un sistema tributario regresivo que cobra impuestos a los que menos tienen. Las ventas están gravadas al 3,20; el IVA lo paga el consumidor; Ingresos brutos lo paga el comerciante pero lo traslada al precio; y los – impuestos -municipales, también están incluidos en el precio de venta: lo paga el consumidor”, explicó el docente.

Oyola dijo, en definitiva, que la balanza impositiva está “descalibrada” pero en despropósito del consumidor final:

El impuesto que más recauda es el IVA: el 32 por ciento de los ingresos del Estado; aparte del sistema previsional, que se lleva gran parte de la ‘torta’ destinado a jubilaciones, etc; mientras que el impuesto que no lo paga casi nadie es el de los Bienes personales, que tiene una Tasa bajísima, del 0.6 por ciento, y es un impuesto progresivo porque grava el patrimonio de las personas y no llega a recaudar ni el uno por ciento”.

Es decir, que quien termina sosteniendo la carga impositiva más significativa, es “quien tiene propensión al consumo, es decir, los sectores postergados, mientras que los que tienen capacidad de acumulación, en realidad no pagan una proporción mayor”. 

Y aquí nos quedaremos, con la lupa sobre quienes tienen mayor capacidad de acumulación. En tal sentido, Oyola señaló que nuestro país aún se mide por las reglas financieras impuestas por norma desde la época de Martínez de Hoz, en tiempos de dictadura militar, cuando “se liberalizó el flujo financiero de Argentina”, dijo.

Y el ejemplo, no se hizo esperar: “Entraban inversiones que a veces estaban una semana, generaban ganancias extraordinarias y se iban”, dijo, en relación a los permisos concedidos en la gestión de Mauricio Macri, amparados por este “proceso de timba financiera, que no es nueva”.

Por tal razón, señaló, es necesario un modelo de control que imponga reglas claras a la explotación de las riquezas de nuestro territorio y tribute en consecuencia, sobre todo, analizando el escenario actual, en el cual nuestro país se ve como un objetivo tentador para potencias que busquen agua dulce (somos la tercera reserva más grande del planeta tierra) y/o litio, por citar uno de los tantos metales que se extraen de nuestras tierras y son codiciados por el mundo.

“Tenemos que evitar que los dólares que genere la economía se fuguen y para eso necesitan una reforma financiera”, recalcó Oyola.

Pero, además, Argentina hoy tiene “una fuga importante de capitales y una tasa de ahorro en dólares de las más altas del mundo per cápita. Se cree que dentro de las viviendas, de las casas, en Argentina hay – aproximadamente - 220 mil millones de dólares, más unos 400 mil millones fugados, hacen 600 mil millones de dólares” que no están registrados y, por ejemplo, no tributan bienes personales.

Para recuperar los dólares que están en casa, hace falta garantizar seguridad, confianza, y brindar algún incentivo, un plan de inversión que le ofrezca beneficios al tenedor de dólares. Allí uno de los desafíos.

 “Tiene que haber una reforma en los dos sentidos: por un lado, reformar un sistema tributario que permita al Estado ayudar a las Pymes, a los comerciantes, al sector campo pero que, a su vez, no sea regresivo, que permita una tributación más igualitaria entre los sectores de menos ingresos y los que más poder tienen”, subrayó el doctorando.

El tire y afloje

Recapitulando, hay un sector de la sociedad vinculado a los servicios, que a lo largo de los años ha tenido un crecimiento económico sostenido debido al “mecanismo” de la “economía informal”: “Entre el 40 y el 50 por ciento de la PBA de la población económicamente activa, sufre la informalidad y son los que se ven más afectados, es por eso que vemos manifestaciones”.

El también docente, aclaró que muchos comercios de nuestro país no han logrado acceder al pago del cincuenta por ciento del salario de sus empleados, otorgado por el gobierno nacional, ya que su personal no se encontraba registrado, es decir, en relación de dependencia. Ergo, son personas que no tributan por su actividad y decantan en evasores del fisco.

No obstante, en una entrevista realizada por este medio a Oyola en abril pasado, ya vaticinaba que el sector comercial iba a ser uno de los más golpeados por esta pandemia mundial, razón por la cual, sería indispensable una reconversión de la actividad.

“Aparecieron nuevos sectores de servicios que han tenido ganancias extraordinarias como los sistemas de ventas online (….) pero para realizar operaciones online que están vigiladas por algoritmos, tenés que estar impositivamente al día”, señaló. “Ya se sabía que si no había una transformación de ciertos sectores de la economía, esos sectores se iban a ver en jaque”, insistió.

Las opciones del campo

Hablando de “reglas claras”, Oyola coincidió con que el sector agropecuario de Argentina necesita un fuerte respaldo del Estado para poder enriquecer el producto que está saliendo del país, mediante inversiones en valor agregado a la materia prima.

El tema del campo es complejo porque se mezclan los factores: presión de retenciones y tipo de cambio. El que se aplica al exportador es un dólar de 70 pesos contra un blue de 180 pesos, si vos fueras exportador ¿qué harías si el Estado te paga un dólar en 70 pesos y te retiene sobre ese precio y después tenés que comprar insumos en dólares?”, interpeló.

Dada la coyuntura, el economista insistió en la necesidad de repensar el sistema productivo nacional:

“Tras esta crisis, no vamos a volver al viejo esquema en lo político, económico y social a nivel global. El sector exportador necesita una reconversión con una política estratégica con ayuda del Estado: el paradigma indica que la infotecnología y la biotecnología va a dominar el comercio internacional y seguimos exportando nuestro mayor valor agregado para generar dólares y divisas; está basado en que exportamos brotes de soja para los chanchos chinos, estamos con un modelo agroexportador del siglo 19 en el siglo 21”, concluyó.

29 de octubre de 2020

1603940400 Tags: PAÍS | Las opciones de la economía: Reforma Tributaria y Reforma Financiera - Publicó:

Estimado colega, le pedimos completar la siguiente información a fin de mantener actualizada nuestra base de datos.