Jesús María: el consumo de alcohol en pandemia creció un 35%

Jesús María: el consumo de alcohol en pandemia creció un 35%

Jesús María. Los datos fueron suministrados por la subsecretaría de Inclusión y Equidad de la Municipalidad de Jesús María. Según la titular de la cartera, la psicopedagoga Graciela Casarín, el consumo de bebidas alcohólicas se “recrudeció” desde el mes de abril. Se está trabajando en asistencia por consultorios, donde se brinda contención a las personas en situación de consumo problemático y sus familias. Aquí te damos algunos indicadores para que puedas reconocer cuándo hay que parar y pedir ayuda.

La subsecretaría de Inclusión y Equidad de la Municipalidad de Jesús María confirmó que el consumo de bebidas alcohólicas en tiempo de pandemia, se incrementó en el orden de un treinta y cinco por ciento.

“En este tiempo de pandemia el aumento del consumo de alcohol, entre una franja de 18 a 30 años, ha sido entre un treinta y un treinta y cinco por ciento. Estamos hablando de estos meses que hemos iniciado en pandemia. Se ha recrudecido entre abril y este tiempo”, dijo la subsecretaria de la cartera competente, psicopedagoga Graciela Casarín.  

A principios de junio, la Universidad Nacional de Córdoba dio a conocer un estudio basado en un universo de 1007 personas adultas en todo el país, de las cuales, un 73 por ciento reconoció haber consumido sustancias psicoactivas durante la “cuarentena”, un 41 por ciento reconoció haber incrementado la frecuencia de consumo, siendo el alcohol, la nicotina/ tabaco, la marihuana y los psicofármacos, los de mayor consumo, respectivamente.

Según ese mismo estudio, el diez por ciento de las personas consultadas dijo que durante la pandemia comenzaron a consumir sustancias que antes no ingerían. De esos “nuevos consumidores”, el 61 por ciento dijo que empezó a tomar alcohol, el 40 por ciento a fumar cigarrillos de nicotina/tabaco, el 16,4 por ciento empezó a “experimentar” con marihuana y un 13,7 por ciento, con psicofármacos.  

Recapitulando a la realidad local, Casarín coincidió con cierto cambio de hábito en personas que antes no consumían: “Hubo un período de quietud y después se ha ido incorporando el alcohol en la mesa familiar, muy de a poco, y en gente que no tenía antes consumo; hasta se han cambiado algunos hábitos familiares”, contó.

En este sentido, explicó que el dato estadístico se desprende de la realidad que se ha podido detectar en consultorio, dadas las nuevas demandas que se presentan en torno a esta realidad: “Muchas de ellas son a través de situaciones límites que las presentan las familias, muchas veces a través de la pareja o las mujeres”, dijo.

Lo cierto es que las personas que presentan conductas vinculadas a un consumo excesivo, rara vez suelen autopercibirse en tal estado y pedir ayuda, razón por la cual suelen ser seres queridos, generalmente convivientes, quienes piden ayuda.

Algo de esa falta de percepción sobre las conductas propias, tiene que ver con que “el alcohol está naturalizado en la sociedad, no es algo que está visto como consumo problemático y creo que ahí está el problema. De algún modo está ‘autorizado’ socialmente y no nos preocupamos”, referenció Casarín.

Sobre algunas de las razones que hacen a que cada vez más personas abusen de esta droga legal, la profesional dijo que el aislamiento nos ha llevado a sentir mucha ansiedad e incertidumbre en relación a distintos aspectos de la realidad personal, social, laboral, etcétera, que puede generar estrés en algunas personas.

“Antes el consumo de alcohol venia de la mano del aburrimiento, por sentirse un poco mejor pero ahora es una búsqueda de placer momentáneo (…) y pareciera que esas incertidumbres, esas ansiedades se van a calmar con el alcohol y nos borraría lo que sentimos y tapar lo que estamos sintiendo” pero no es así, dijo la psicopedagoga.

¿Qué tipo de ayuda brinda la municipalidad?

Asistencia y acompañamiento en salud mental, mediante consultas de escucha.

Trabajo de contención en sociopedagogía y trabajo social, con el fomento y fortalecimiento de redes familiares.

Visitas domiciliarias desde el área de psiquiatría.

Búsqueda de actividades de reinserción, incluso desde “La Usina” – espacio de contención para personas con adicciones - , que actualmente funciona en barrio La Costanera, al lado del dispensario.

Te compartimos algunos indicadores de alerta que pueden ayudarnos a detectar un consumo problemático de alcohol:

Cuando no faltan bebidas alcohólicas en casa.

Cuando tomamos todos los días o prácticamente todos los días.

Cuando salimos a comprar a cualquier hora.

Cuando destinamos gran parte de nuestros ingresos a comprar bebidas alcohólicas.

Cuando la bebida no es un “elemento” en un ámbito de sociabilidad, sino que ya bebemos, incluso, en soledad.

Cuando no estamos pudiendo manejar emociones.

Cuando expresamos comportamiento evasores.

Cuando empezamos a tener conductas defensivas u hostiles.

Entre otras.

Para sacar turno o hacer consultas, comunícate al teléfono fijo 03525- 443776 o al 3525 15507976.

Línea de atención nacional (Sedronar): 141

MÁS INFORMACIÓN: SEDRONAR

07-08-2020

1596769200 Tags: Jesús María: el consumo de alcohol en pandemia creció un 35% - Publicó:

Estimado colega, le pedimos completar la siguiente información a fin de mantener actualizada nuestra base de datos.