En una tensa sesión del Concejo se debatió el proyecto de la Terminal

En una tensa sesión del Concejo se debatió el proyecto de la Terminal

Jesús María. La intendenta Mariana Ispizua le pidió a la oposición que deje de tirar bombas en los medios y concejal Capellino sostuvo que no se va a callar. Ambos sectores se comprometieron a llevar a cabo una transición ordenada. Siguen los cuestionamientos a la iniciativa y el principal punto de discusión es el financiamiento. AUDIO VIDEO

Aunque recién hace algunos meses el Banco Interamericano de Desarrollo aprobó el proyecto de la nueva Terminal de Ómnibus de Jesús María, el dinero hace varios años que está en la Argentina y la gestión la realizó el gobierno encabezado entonces por la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Esto fue develado en la última sesión del Concejo Deliberante por la mismísima intendenta Mariana Ispizua, que fue a defender la iniciativa que es fuertemente cuestionada por la oposición.

Uno de los puntos más complicados es conocer el detalle de la llegada de los fondos en cuanto al monto y si se trata de un subsidio no reintegrable, o un crédito que el municipio luego tendrá que pagar.

Ispizua y sus funcionarios manifestaron que en el proyecto inicial se trataba de un dinero que no debía ser devuelto. Esto terminó en la Provincia a raíz del acuerdo y las imposiciones del Fondo Monetario Internacional al Estado Nacional.

Dependerá de la administración de Juan Schiaretti definir si finalmente la partida estimada en 145 millones de pesos tendrá que ser reintegrada o no. Cabe destacar que en el reglamento del BID se deja en claro que se trata de un fondo no reintegrable.

Ante esto, la oposición pidió más precisiones porque consideran que es algo que debe tener en cuenta a la hora de avanzar o no con la iniciativa. La concejal Sandra Antonietti (UCR), dijo que hay coincidencia en que Jesús María merece una nueva Terminal pero también se debe tener en cuenta si el municipio está en condiciones de responder financieramente.

Por su parte, el edil Federico Zárate, pidió madurez y seriedad, además de considerar que es necesario contar con información certera a la hora de tomar decisiones políticas.

Ratificó que el costo de mudar el Obrador Municipal será de un millón de dólares y sostuvo que esto no se tuvo en cuenta, al igual que los fondos necesarios para realizar las obras complementarias en los cruces con Ruta 9 Norte.

Ispizua dijo que no entendía de dónde sacaba esa cifra la oposición y que los accesos a la arteria nacional estaban, supuestamente, garantizados por el proyecto de pasos sobreelevados anunciados con bombos y platillos por el gobernador unos días antes de las elecciones municipales.

Contó que ellos tenían previsto un plan de contingencia que incluía “amucharse” en distintas dependencias con las que ya cuenta el municipio. De hecho, la Arq Mariana Díaz, titular de Obras Públicas, planteó que existía un proyecto concreto para trasladar algunas dependencias a la sede del ex IMEI. 

Zárate fue muy crítico en este punto, dado que el proyecto se viene trabajando desde 2017 y le pareció increíble que no haya un “plan b” para mudar el Obrador y todo lo que ello implica.

El gran ausente en la discusión fue el intendente electo, Luis Picat, que hasta el momento no habló públicamente de esto.

11-09-19

1568170800 Tags: En una tensa sesión del Concejo se debatió el proyecto de la Terminal, terminal de Jesús María, Mariana Ispizua, Federico Zárate, Sandra Antoniett, proyecto de la Nueva Terminal, BID, - Publicó:

Estimado colega, le pedimos completar la siguiente información a fin de mantener actualizada nuestra base de datos.